Polen. 210 ml

6,00 IVA incl.

Es un superalimento histórico que vuelve a estar de moda en las dietas actuales.

En tiempos mágicos se utilizaba de pócima para recuperar a convalecientes y tiene grandes propiedades en su composición. Como alimento, es rico en aminoácidos y vitaminas. Actúa como regulador de las funciones intestinales e influye favorablemente sobre el sistema nervioso. Por ello su consumo es adecuado para deportistas, y para  personas convalecientes. También es recomendable para los  problemas de estreñimiento.

Su conservación ideal es de un año para el polen seco y congelado,  dos años si está envasado al vacío.

«Consumir preferente antes de dos años, que es cuando mantiene sus mejores aromas. Guardar en lugar oscuro y fresco entre temperaturas de 16º a 22º centígrados. No dar a bebés menores de un año. Su estómago aún no está preparado»

Productos relacionados